Varices y Spa

Varices y spa: ¿ Pueden las piscinas termales, las saunas y los chorros de ayudarnos a mejorar la circulación venosa?.

Ahora que se aproxima el día de los enamorados, muchas parejas deciden celebrarlo en un spa, un lugar donde poder relajarse y disfrutar de la compañía de la pareja. Pero un spa no solo es un lugar donde relajarse. Si sabemos aprovecharlo también puede sernos útil para mejorar nuestra salud, ya que nos puede ayudar a olvidarnos del estrés, suavizar nuestra piel, eliminar toxinas, aliviar contracturas musculares, mejorar molestias articulares, favorecer nuestro sueño, e incluso aumentar la libido.

Son bien conocidos los efectos de la hidroterapia sobre el alivio de determinadas patologías. Además, si se trata de aguas termales, todos sabemos que cuentan con propiedades medicinales en sí mismas, sobretodo para problemas en piel y articulaciones.

Pero vamos a centrarnos en el tema varices y spa, ¿puede el spa ayudarnos a mejorar la circulación?  Vamos a analizarlo en función de las diferentes actividades que podemos realizar en un spa.

Todos sabemos que en un paciente con varices el calor empeora los síntomas y el frió los mejora. Pero el uso racional de agua templada y su contraste con agua fría es un importante tónico venoso. Ademas la inmersión del cuerpo en agua alivia la pesadez de piernas, y la natación es uno de los mejoras actividades que una persona con varices puede practicar. Pero vamos a analizar otras actividades que se pueden realizar en un spa y que no esta tan claro su efecto sobre las varices.

Ejercicios para varices debajo del agua-Varices y Spa
Varices y spa-ejercicios para varices debajo del agua

Empecemos por sauna y/o baños turcos: La alta temperatura y humedad de estas instalaciones  hace que nuestro cuerpo libere endorfinas .–también llamadas hormonas del bienestar-, las cuales además de un efecto calmante, causan dilatación de vasos sanguíneos. Cómo consecuencia nos baja la tensión arterial (lo que nos puede venir bien si somos hipertensos), y se activa nuestra circulación sanguínea. La explicación de este beneficio se basa en que en una sauna el calor se genera cerca del suelo, por lo que la temperatura es más alta en los bancos de abajo que en los de  arriba, mientras que lo contrario ocurre con la humedad. Si sabemos cómo cambiar de sitio correctamente podemos mejorar el efecto. Dado que queremos que el calor actúa de forma progresiva nos interesa sentarnos primero en los bancos inferiores, e ir subiendo de asiento cada 2-3 minutos, hasta completar los 10 minutos que es la permanencia ideal dentro de la sauna para un paciente con varices. Una vez elevada la temperatura de nuestro cuerpo debemos intentar bajarla rápidamente para conseguir mejorar el retorno venoso, por lo que nada más salir de la sauna, deberíamos darnos una ducha de agua fría durante unos segundos, y continuarla con cambios alternos de la temperatura del agua de la ducha durante al menos 1 minuto.

El otro elemento en el binomio varices y spa son los chorros de agua, presentes en cualquier spa. Además de usar el beneficio del agua y las variaciones de temperatura, con los chorros dirigidos a determinadas zonas, buscamos un efecto físico directo sobre la musculatura y las venas que contienen. El agua a presión se ha utilizado desde siempre en en patologías musculares (contracturas, lesiones), especialmente en deportistas.
Un chorro a presión suave (por ejemplo los que tienen forma de “cuello de cisne”) es útil como masaje relajante, y siempre está indicado. Por el contrario, un chorro a presión alta debe utilizarse con prudencia y durante poco tiempo, salvo que sea aplicado por un profesional. Si queremos usar su beneficio sobre nuestras varices estos chorros deben aplicarse de abajo hacia arriba para favorecer el retorno de la sangre hacia el corazón.

Varices y spa-Hidroterapia

Otra tipo de agua a presión son los chorros dentro de una piscina de hidroterapia o en un jacuzzi. En el tema que nos ocupa de varices y spa, nos interesa su efecto sobre la musculatura de la pantorrilla, que es una zona con gran protagonismo en la fisiopatología venosa.

Cama de agua-Varices y spa
Varices y spa-Cama de agua

Para resumir la relación entre varices y spa, debemos concluir que aunque el calor no es lo mejor para las varices, si que son útiles los cambios de temperatura y los masajes con agua a presión que nos permite el spa.

Siguenos & Me gusta:
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.