Varices y menopausia

 

La menopausia afecta el organismo de múltiples maneras. Los huesos se vuelven frágiles, el deseo sexual disminuye, y se acelera la aparición de varices en las piernas. Todo esto es debido a la disminución de la producción hormonal de los ovarios (estrógenos y progesterona).

Varices y Menopausia
Varices durante la Menopausia

La caída de estas hormonas causan debilitamiento de las paredes y válvulas venosas lo que favorece el desarrollo de venas varicosas. Aunque la edad va debilitando las paredes de los vasos sanguíneos, las mujeres son más propensas a sufrir varices debido a estos cambios hormonales. He aquí algunas estrategias para proteger sus venas tras la menopausia.

  • En primer lugar, debe tratar de mantenerse activa. Los ejercicio de bajo impacto (como caminar, andar, etc..) son ideales para el sistema circulatorio en general, y ayudan a evitar que la sangre se acumule en las piernas. Salga a caminar con su pareja o amigas todos los días después de la cena. La natación también es particularmente beneficioso en la prevención de venas varicosas, ya que la presión del agua favorece la circulación.
  • Si precisa estar sentada largos períodos de tiempo, debe acordarse de levantarse y andar un rato cada hora.
  • Asegúrese de que usted está comiendo bien. La obesidad es un factor de riesgo para las venas varicosas.

Si usted come sano, tiene un peso controlado y hace ejercicio con regularidad, puede beneficiarse de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) aunque tenga varices. Este tipo de tratamiento consiste en elevar artificialmente los niveles de las hormonas que disminuyen durante la menopausia (estrógeno y progesterona), junto con la testosterona en algunos casos. A continuación se exponen algunos pros y los contras de la TRH para ayudarle a decidir si esta opción es adecuada para usted.

  • Pros de la TRH: La sintomatología asociada a la menopausia es muy variable (sofocos, problemas de sueño, cambios de humor, etc.). La TRH ayuda el alivio de estos síntomas.  Además de retrasar la aparición de varices, es particularmente útil en la prevención de la osteoporosis, previniendo futuras fracturas. También reduce el riesgo de cáncer de colon.
  • Contras de la HRT: Muchas personas no les gusta la TRH porque es un tratamiento artificial que interrumpe un proceso natural. Además puede favorecer otras patologías como el cáncer de útero y de mama, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. También favorece el desarrollo de trombosis venosa y aumenta la presión arterial.

Después de sopesar los beneficios frente a los riesgos, si la TRH no es adecuado para usted, existen alternativas para el tratamiento de sus varices. Estos incluyen procedimientos mínimamente invasivos no quirúrgicos, que son rápidas y eficaces (esclerosis con espuma, radiofrecuencia, pegamento). Con esta información y asesorada por su médico de primaria o ginecólogo, usted debe tomar la decisión que sea más adecuado para usted en relacion a las varices y menopausia.

 

Siguenos & Me gusta:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.