Varices Pélvicas. Esa gran desconocida.

Cuando hablamos de Varices Pélvicas nos referimos al Síndrome de Congestión Pélvica.

Congestion pelvica
Dolor Pelvico

Se trata de un cuadro clínico que se se caracteriza por dolores pélvicos crónicos durante la menstruación, en mujeres con edades comprendidas entre 30 y 50 años, que han tenido, en la mayoría de los casos, por lo menos un embarazo.

Por desgracia, en muchas ocasiones, a estos síntomas se les da poca importancia y la mujer, después de visitar a distintos médicos especialistas, no encuentran solución a su problema.

Este cuadro se produce por la aparición de dilataciones varicosas en la zona de los genitales femeninos debido a la incapacidad de las venas ováricas de recuperar su tamaño normal tras el embarazo, ya que durante la gestación aumentan su diámetro hasta 60 veces.

Congestion pélvica
Congestion pélvica

Por ello, las molestias que aparecen en los días premenstruales pueden prolongarse a lo largo de cada periodo, ya que en estos días se produce un mayor aumento del flujo sanguíneo venoso en la pelvis al coincidir con la ovulación. También es frecuente que se asocie con dispareunia (dolor pélvico tras las relaciones sexuales), clínica miccional sin infección de orina, dolor de espalda, etc..

Dolor con las relaciones sexuales
Dispareunia

En fases avanzadas la dilatación venosa puede extenderse hacia el periné y las piernas causando varices vulvares, hemorroides y varices atípicas en las piernas, que serán muy difíciles de tratar, dada su elevada capacidad de reproducirse, si no son tratadas en su origen pélvico.

varices en pelvis
Varices en pelvis

Por tanto, hay que sospechar un Síndrome de Congestión Pélvica o varices pélvicas en mujeres de entre 30 y 50 años de edad, que han tenido uno o más embarazos, y que presenten algunos de estos sintomas:
1. Dolor en el bajo abdomen, sobre todo desde la ovulación hasta la menstruación.
2. Menstruación dolorosa.
3. Dispareunia, dolor al mantener relaciones sexuales o dolor poscoital.
4. Dolor irradiado en la zona lumbar
5. Desarrollo de hemorroides y varices en la vulva y las piernas.

Lo mas importante es sospechar la existencia de varices pelvicas,  y remitir a la paciente a un cirujano flebólogo, que mediante una exploración dirigida y con la ayuda de una ecografia doppler color y/o una ecografia transvaginal confirma el diagnostico.

Varices pelvicas
Varices pelvicas

Actualmente el tratamiento se realiza de forma prácticamente ambulatoria mediante control radiológico.

Flebografía
Flebografía

Consiste en bloquear el flujo venoso que transcurre patológicamente por las varices útero-ováricas introduciendo, a través de una punción en una vena de la ingle o del brazo, un pequeño catéter en su interior. Este procedimiento, cuyo éxito asciende al 80%, cierra las venas patológicas, eliminando el reflujo venoso y disminuyendo la presión venosa.
Este método, en el que no hay ingreso del paciente y en el que no se realizan incisiones quirúrgicas, suturas ni cicatrices, puede poner fin al padecimiento de aquellas mujeres que viven con este dolor sin saber qué les ocurre realmente y sin un diagnóstico exacto.

Siguenos & Me gusta:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.