FOTOPROTECTORES: ¿Que nos interesa saber?.

En esta época de primavera-verano es frecuente que los medios de comunicación nos hablén de los la importancia de usar fotoprotectores para cuidarnos de los rayos ultravioleta (UV), ya que son perjudiciales para nuestra piel. Pero, estos artículos divulgativos no suelen profundizan en el tema y no disponemos de toda la información necesaria.

Todos los productos fotoprotectores llevan un número que representa el Factor de Protección, y todos sabemos que cuanto más elevado es ese numero, mayor es la protección que ofrece el producto, pero ¿conocemos su interpretación?

Los rayos UV provienen de la radiación solar y se dividen en dos clases diferentes:

  • Los rayos ultravioleta A (UVA): Estos alcanza limpiamente la superficie terrestre (no son filtrados por la capa de ozono). Aunque tienen un efecto bronceante inmediato, su resultado es poco duradero. Tienen la capacidad de atravesar el vidrio y penetran hasta las capas más profundas de la dermis, donde generan radicales libres que provocan alteraciones celulares y causan el envejecimiento prematuro de la piel (arrugas, manchas y falta de elasticidad), su abuso puede provocar cáncer de piel.
  • Los rayos ultravioleta A (UVB): Tienen menos capacidad de penetración que los UVA, ya que son más reflejantes; el 90% de la radiación solar de UVB es bloqueada por el ozono y por el oxígeno de la atmósfera. El problema es que son más energéticos y provocan mayor efecto sobre la piel. Aunque su efecto se inicia rápidamente. actúan con lentitud provocando el tono bronceado de la piel. Son indispensables para la síntesis de vitamina D y se filtran fácilmente con gafas, ropa y productos fotoprotectores. Una exposición prolongada deprimen el sistema inmune y la capa córnea del ojo los absorbe. El daño más grave es que quema el tejido y este es similar al que se produce por calor directo, esto es, zonas enrojecidas, despellejamiento, ampollas, ardor y dolor.

Rayos Ultravioleta (UVA y UVB)
Rayos Ultravioleta (UVA y UVB)

Por ello, debemos saber que los fotoprotectores no lo son todo, ya que solo nos van a proteger de los rayos UVB, pero no de los UVA, cuyo abuso nos predisponer a padecer cáncer de piel. Es importante usar un fotoprotectores pero también debemos protegernos del Sol mediante sombreros, sombrillas, camisetas, y sobretodo ¡evitando las horas puntas del sol!

¿Qué es exactamente el índice UV?

Se trata de un número que indica la intensidad de la radiación UV del sol en la superficie de la tierra. Cuanto mayor es esta cifra, más daño puede causarnos el sol en la piel o los ojos, y más rápido ocurrirá dicho daño.


Índices UV altos indican mayor riesgo y rapidez de dañar la piel.


El índice UV varía a lo largo del día, siendo máximo al mediodía. Los medios de comunicación nos lo pueden de 2 formas:

  • Un solo número: en este caso nos ofrecen el  índice máximo que habrá durante el día, que suele coincidir con el del medio dia.
  • Dos valores: En este caso nos indican el rango de intensidad máxima que se puede encontrar en el día. Esto se usa sobre todo para días parcialmente nublados en que la intensidad puede cambiar según la posición de las nubes en el cielo.

El índice UV varía según el mes en el que nos encontremos. Los valores más altos en España suelen registrarse a finales de junio y principios de julio.

Los valores del índice UV se clasifican en exposición baja, moderada, alta, muy alta y extremadamente alta.


¿Qué se recomienda hacer según el valor del índice UV?

Las recomendaciones de la OMS según el valor del índice UV son las siguientes:

Indice ultravioleta
Indice ultravioleta

¿Qué es el factor de protección solar (FPS)?

Lo primero a tener en cuenta es que el uso de fotoprotectores nos protege de los rayos UVB, pero no de los rayos UVA. Por ello, es importante que los usemos, pero que no nos confiemos en que tenemos una protección total de la radiación solar.

El primer signo de la piel cuando es sometida a los rayos UVB del sol, es enrojecerse. La cantidad mínima de radiación solar que desencadena este enrojecimiento se denomina dosis eritematógena mínima (DEM). El FPS se calcula dividiendo la DEM usando fotoprotectores entre la DEM sin usarlo. Indica por tanto cuánto aumenta la DEM usando un producto protector frente a exponernos a UVB del sol sin ninguna protección.

Dosis eritematosa mínima (DEM)
Dosis eritematosa mínima (DEM)


“El FPS indica cuántas veces aumenta la DEM con protección solar, respecto a no usarla”

La normativa europea exige que antes de lanzar un nuevo fotoprotector se calcule el FPS del producto. Para ello se calcula la media aritmética del DEM en un grupo de personas adultas con fototipos claros (I, II y III), que no hayan estado expuestas al sol en los dos meses previos.

¿Cómo se clasifican los factores de protección solar?

La normativa europea establece una clasificación en cuatro grupos, segun el grado de proteccion del producto:

  • Muy alta:  50+
  • Alta: 30-50
  • Media: 15-25
  • Baja: 6-10

La mayoría de productos fotoprotectores comercializados ofrecen una protección muy alta, con lo que se consigue que solo actuen sobre nuestra piel menos del 2% de los UVB, pero siempre y cuando se aplique correctamente en cuanto a dosis (aplicar 2mg/cm2) y tiempo (reaplicar cada 2-3 horas). El problema viene de que muchas veces no se cumplen ni la cantidad, ni el tiempo recomendados de aplicación.

¿Cómo utilizar correctamente los fotoprotectores?

  • Utiliza fotoprotectores solares adecuados a tus características físicas (fototipo), y que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.
  • Usa la cantidad suficiente, cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños y calvicie.
  • Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.
  • Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.
  • Durante la exposición solar debes volver a aplicarte bloqueador (fotoprotectores) después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada 2 horas.
  • Además, es conveniente usar bloqueadores resistentes al agua.
Guía de uso de FPS según tono de piel
Guía de uso de Fotoprotectores según tono de piel
Siguenos & Me gusta:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.