Tromboflebitis

Una trombosis venosa, o tromboflebitis se produce cuando un coágulo de sangre causa inflamación en una vena, generalmente de las piernas. En raras ocasiones, la tromboflebitis puede afectar a las venas de los brazos o el cuello. La vena afectada puede estar cerca de la superficie de la piel, causando tromboflebitis superficial o puede ser más profunda dentro de un músculo, causando trombosis venosa profunda (TVP). Veamos las características de cada una de ellas.

Clinicamente la tromboflebitis cursa como un bulto o cordón, rojo, caliente y doloroso al tacto, generalmente en el lugar donde antes había varices.

Aunque el diagnostico es clínico se debe completar su estudio mediante una eco doppler color que confirma la tromboflebitis y valora su extensión hacia v. profundas, donde puede convertirse en una situación más grave como es la TVP.

Se trata con antiinflamatorios, una media o vendaje elástico, y en algunos casos con una heparina de bajo peso molecular. Se debe evitar el reposo ya que favorece la progresión hacia una TVP.