Sindrome postrombotico. ¿Como prevenirlo?

El Sindrome Postrombotico es una de las principales complicaciones de la enfermedad venosa.  Dentro del concepto de Sindrome Postrombotico incluimos los signos y síntomas de la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) que se desarrollan después de una trombosis venosa a nivel del Sistema Venoso Profundo (SVP), lo que se conoce como Trombosis Venosa Profunda (TVP).

Sindrome postrombótico. Un tipo de varices despues de una TVP
El Sindrome postrombotico ocurre como secuela de una TVP

Existen 2 mecanismos que explican el desarrollo de un Sindrome Postrombotico tras la TVP:

  • en un 1º momento la hipertensión venosa provocada por la obstrucción del trombo;
  • y posteriormente por el efecto irreversible del trombo sobre la pared venosa (que se vuelve mas rigida por fibrosis), y especialmentes sobre las valvulas venosas (que desaparecen o se vuelven incompetentes).   Estas lesiones son progresivas y van desarrollandose a lo largo del 1º año tras la TVP.
Trombosis Venosa Profunda
Trombosis en la pierna (Trombosis Venosa Profunda)

Ambos mecanismos causan un aumento de la presión venosa que se transmite al lecho capilar, ocasionando que las venas permitan la fuga al espacio intersticial de liquido y moleculas, que en 1º momento son las responsables del edema, y posteriormente pueden ir evolucionando hacia fibrosis subcutanea e hipoxia de la piel que acaba siendo la responsable del desarrollo de la temida úlcera venosa.

Aunque como el resto de patología venosa el Sindrome Postrombotico esta infravalorado, tiene una gran repercusión clínica, social y económica.

  • La calidad de vida de los pacientes con un sindrome postrombotico severo, es similar a la que presentan las otros pacientes con enfermedades crónicas mas graves como cáncer, angina de pecho o insuficiencia cardíaca.
  • El sindrome postrombotico ocurre hasta en un 2 de cada 3 pacientes que han sufrido previamente una trombosis venosa profunda (TVP).
  • Uno de cada 10 pacientes con sindrome postrombotico van a presentar lesiones cutaneas graves en la pierna, y 1 de cada 20 va a llegar a desarrollar una ulcera venosa.

Los datos clínicos del Sindrome Postrombotico son los mismos que los de la IVC: varices mas o menos molestas, edema (66%), pigmentación de la piel del tobillo (30%) y desarrollo de ulceras (5%). Estos cambios tróficos en la piel no aparecen de entrada, ya que suelen presentarse por lo general a partir de los 4 años de haber padecido la TVP. Para confirmar el diagnostico y valorar la severidad del Sindrome Postrombotico se ha diseñado una escala especifica (Escala de Villalta).

Escala de Villalta para el Sindrome Postrombotico.
Escala de Villalta para  Sindrome Postrombotico

El diagnostico se basa en la aparición de los datos clínicos anteriores en una pierna que sufrió un tiempo atrás una TVP confirmada mediante ecografía doppler-color (EDC). En estos pacientes no hacen falta mas pruebas diagnosticas.

El problema surge en los pacientes en los que no se documento el episodio de TVP (pudo pasar desapercibido al confundirse los datos clínicos de la TVP, con las molestias propias tras una operación o de un parto). En estos casos hay que basarse en los datos de la EDC y en la escala de Villalta:

  • Si el paciente presenta datos ecográficos de insuficiencia del SVP y/o un valor >8 en la Escala de Villalta, tiene una alta probabilidad de haber tenido una TVP y haber desarrollado un sindrome postrombotico.
  • Una EDC con SVP normal junto con un valor <8 descarta la existencia de un sindrome postrombotico.

El tratamiento del sindrome postrombotico es idéntico al de la IVC: Consejos para corregir malos hábitos y factores agravantes, ejercicios que favorezcan el retorno venoso, una adecuada terapia compresiva y venotonicos.

El uso de una correcta terapia compresiva es posiblemente lo mas importante ya que mejora los sintomas, evita el edema y frena la temida afectación cutanea. Una media hasta la rodilla (tipo calceta) de compresion clase II, es el mas adecuado en estos pacientes.

Mediven Active
Gama de calcetin para varices

Sobre los farmacos venotonicos:

  • Existe una evidencia IB (alta) de la utilidad de la Fracción flavonoica purificada y micronizada (comercializada en España como Daflon) en estos pacientes y como tratatamiento adyuvante en los que desarrollan una ulcera.
  • El Dobesilato de calcio y el resto de venotonicos (rutoxidos, vid roja,…) tienen una evidencia mas baja (2B-2C).

Hay una serie de factores agravan el sindrome postrombotico como son: la existencia de enfermedad venosa proximal, la obesidad, un 2º episodio de TVP en la misma pierna, la persistencia de trombo residual después de 6 meses, y un inadecuado tratamiento (no haber mantenido un correcta anticoagulación durante al menos los 3 meses iniciales, y no haber usado una adecuada compresión).  Intentar evitar estos factores es fundamental:

  • Si existe evidencia de obstruccion distal esta debe intentar corregirse con mediante stent o angioplastia.
  • Debe existir una adecuada concienciación tanto por parte de medicos como de pacientes de la importancia de una correcto tratamiento de estos pacientes si se quiere evitar el desarrollo del temible sindrome postrombotico.
Flebografía