Diagnóstico de trombosis. ¿En que basarlo?

El diagnóstico de trombosis, o la simple sospecha de padecer una trombosis, es un temor frecuente de muchos pacientes que presentan inflamación de una pierna, y es una situación incomoda para el médico que atiende al paciente, que muchas veces no esta bien formado para realizar un diagnostico de certeza. El diagnóstico de la enfermedad tromboembólica, y más concretamente de la trombosis venosa profunda, se debe fundamentar en tres pilares: la valoración clínica mediante una escala de riesgos, en la determinacion del Dímero-D en una analítica, y en un  Eco-Doppler.

El proceso siempre comienza con una correcta sospecha clínica. El problema es que el concepto de Trombosis es muy amplio (tanto para pacientes como para médicos), por lo que cualquier inflamación, con relativa frecuencia se etiqueta de sospecha de trombosis, pero algunos estudios han mostrado que de todas las sospechas que se generan, sólo se confirman un 20%. Por lo tanto, en el 80% de casos donde se sospecha una trombosis, no existe, y la inflamación o hinchazón de la pierna tiene otra causa, generalmente menos grave. Por ello hay que buscar síntomas y signos realmente caracterizaros de la trombosis (para lo que es útil utilizar los Criterios de Wells), y cierta probabilidad de sospecha, combinar exploraciones complementarias con alta sensibilidad (un analitica de sangre con Dimero-D), con otras con elevada especificacidad (una ecografia doppler), que nos permitirán excluir y confirmar el diagnóstico de forma adecuada.

En la siguiente tabla se muestran los Criterios de Wells. Se trata de ir sumando o restando puntos en funcion de los sintomas y signos, con el fin de obtener un numero final, el cual nos va a dar un grado de probabilidad alto (>2 puntos), mediano (1-2 puntos) o bajo (<1 punto).

El dimero-D se obtiene mediante una simple analítica de sangre, por lo que es muy accesible en cualquier servicio de urgencias. Tiene la ventaja de tener una alta sensibilidad, por lo que un resultado negativo de Dimero-D excluye el diagnostico de Trombosis Venosa. El problema es que tiene baja especificidad y el que resulte positivo puede ser debido a otros problemas distintos a la Trombosis.

Por el contrario, la ecografía doppler  tiene alta especificidad: un resultado ecográfico positivo (ver directamente el trombo con el eco) confirma el diagnóstico de trombosis. Esto hace que la mayoria de guias recomiendan realizar siempre un Eco-Doppler venoso. El problema viene de que el medico que se enfrenta al diagnostico no siempre esta formado para realizar un correcto estudio ecodoppler color.  Por ello, la importancia de acudir a un verdadero especialista en flebologia, que disponga en su ecografia de un ecografo, y tenga la formacion suficiente para realizar un correcto diagnostico.

Ecodoppler para estudio de varices