Dudas sobre la cirugia de varices

Si va a someterte a un tratamiento quirúrgico es lógico que le surgan numerosas dudas sobre la cirugia de varices. Estas dudas las debería aclarar con su cirujano. La información de esta pagina no sustituye dicha información, y en ella exponemos la información que nosotros ofrecemos a nuestros pacientes.

Una de las dudas sobre la cirugia de varices mas frecuentes es saber en que consiste esta cirugia y el tipo de preparación que es necesaria, sobre todo en la cirugia de varices que vaya a precisar quirófano y algún tipo de anestesia.

¿Qué dudas sobre la cirugia de varices?

  • Estancia en el hospital: Lo habitual es que ingrese en el hospital unas horas antes de la cirugía y se marche a casa unas horas después (el tiempo de recuperación va a depender sobretodo del tipo de anestesia). Si es anestesia local o mascarilla laríngea, se podrá ir antes de 1-2 horas (incluso desde la propia reanimación sin necesidad de ingresar en una habitación del hospital) . Si es anestesia regional o general, debera esperar entre 4-8 horas, por lo precisará disponer de habitación.
  • Duración de la intervención: No existe un tiempo exacto porque va a depender de la técnica empleada, extensión de la enfermedad varicosa (nº de varices, una o las dos piernas,…), y de la meticulosidad del cirujano.  Una sesión de ligadura y/o flebectomías con anestesia local puede durar en 30-60 minutos. Una cirugía clasica de safenectomía, y cualquiera de los nuevos procedimientos endovenosos (endolaser, radiofrecuencia, clarivein,…) dura aproximadamente 60-90 minutos (dependiendo de que se asocie a mayor o menor número de flebectomias). Nuestro consejo es que no le preocupe el tiempo que va durar la intervención. La anestesia le va a durar el tiempo necesario y cuantas mas varices extirpe el cirujano mejor será el resultado. Piense que no se va a operar todos los dias, y que ya que pasa por un quirofano, que le hagan todo lo que le tengan que hacer, sin prisas. Esta es nuestra filosofía y la hemos presentado en numerosos congresos: “tratar la mayor parte de la enfermedad venosa en un tiempo, ya que los resultados son mejores, se optimizan los gastos y el tiempo de reposo, y no aumentan las complicaciones por quitar mas varices” Al tiempo quirúrgico habría que sumar el ecomarcaje preoperatorio mediante un ecodoppler que debería realizar el propio cirujano o algún flebólogo del equipo. Desde nuestro punto de vista (y la de cualquier recomendación basada en la evidencia), el ecomarcaje preoperatorio es una de las principales garantías de que el cirujano es un experto en flebología y de que la cirugía va a tener un mejor resultado.
  • Anestesia de la operación: Va a depender del tipo de cirugía:  La ligadura y/o flebectomías, asi como las técnicas endovenosas (si se limitan a una pierna y no se asocian a muchas flebectomias) se pueden hacer con anestesia local (aunque siempre es conveniente contar con la presencia en quirófano de un anestesista que aplique usar algún tipo de sedación ligera). Esta anestesia se aplica mediante pequeños pinchazos con una aguja fina en toda la zona a tratar. Las molestias de los pinchazos se pueden evitar con una sedación adecuada.  Si la cirugía va a ser mas extensa como en el caso de la cirugía clásica de safenectomía, se va a trabajar sobre las 2 piernas, o se van realizar gran número de flebectomías, se suele utilizar una anestesia raquídea que consiste en introducir mediante un pinchazo en la parte baja de la espalda, un anestésico en el liquido que rodea la parte final de la medula espinal (existen diferencias entre anestesia raquídea y la epidural que se suele usar en los partos). En estos casos cada vez de usa mas la mascarilla laríngea que tiene múltiples ventajas sobre una anestesia general: Menor cantidad de anestésicos, no necesidad de intubación traqueal, y recuperación casi inmediata tras su retirada.  El uso de cualquiera de estas técnicas debe estar indicada por el cirujano y el anestesista, pero se debe dar una completa información al paciente para que este decida entre las opciones que se le ofrezcan.
  • Tiempo de recuperación: La recuperación total tras una operación de varices es muy variable dependiendo del tipo de técnica: mientras que la cirugía clásica de safenectomía suele tener una recuperación de entre 2-4 semanas, las nuevas técnicas endovenosas y las flebectomias solo precisan entre 1-7 dias para reanudar una actividad normal (dependiendo de la extensión de las mismas)

¿Qué debo hacer antes de la operación de varices?

Previamente a una cirugía de varices, existen una serie de pasos que el paciente debe seguir para asegurarse de que la cirugía se realiza con las máximas garantías de seguridad. A continuación te hablamos de algunas de ellas:

  • Firmar el consentimiento informado: Después de que el especialista le explique todo el procedimiento, así como las posibles (aunque poco habituales) complicaciones que puede tener intervención, el paciente debe firmar el consentimiento informado para autorizar la realización de la cirugía.
  • Preoperatorio: Al igual que la mayoría de intervenciones, la operación de varices requiere de la realización de un preoperatorio para conocer el estado de salud del paciente, así como si es apto o no para la cirugía. Este preoperatorio consiste en 3 pruebas, una analítica completa de sangre, un electrocardiograma y una placa de tórax, siendo esta última realizada si el especialista lo considera necesario.
  • Informar sobre posibles alergias: Es importante indicar si el paciente ha tenido algún problema de alergia con anestesias, látex, metales, etc. siendo importante que se lo indique al especialista y anestesista para que lo sepan y así evitar cualquier problema. De todos modos, lo habitual es que el especialista lo pregunte.
  • Informar sobre medicamentos: En el caso de que esté medicándose, ya sea con fármacos con receta, sin receta o incluso complementos de herbolario, es importante indicárselo al médico, ya que esto puede influir en la correcta realización de la cirugía.
  • Informar sobre medicamentos anticoagulantes: Este caso es importantísimo. En el caso de que el paciente tenga antecedentes previos de trastornos hemorrágicos o esté tomando medicación para diluir la sangre, como el Sintrom, deberá indicárselo inmediatamente al médico.
  • Enfermedades asociadas: Problemas médicos como la diabetes, la hipertensión, problemas del corazón o respiratorios, entre otros, deben ser comunicados al especialista para evitar complicaciones graves durante la cirugía o el postoperatorio.
  • Infórmese sobre cómo será la convalecencia: La recuperación tras la operación de varices suele ser de 3 ó 4 semanas. Puede encontrar más información sobre el tema en este artículo.
  • Posibilidad de embarazo: Si la paciente cree o sospecha que podría estar embarazada, deberá indicárselo al especialista, ya que en muchos casos no es recomendable realizar la intervención.
  • Lleve ropa cómoda de poner y quitar: Ropa suelta no ceñida.
  • Acuda al hospital acompañado de alguien: Ya que después de la intervención no podrá conducir, caminar o coger un bus.
  • Es importante tomar un antibiótico los días previos a la intervención como profilaxis de posibles infecciones. Coméntelo con su cirujano.
  • Tenga compradas unas medias de compresión: Que previamente le habrá indicado su médico, ya que es importante hacer uso de ellas tras la intervención.

Recomendaciones en los días previos a la cirugía de varices

Además de lo mencionado, hay una serie de recomendaciones en los días previos, que mencionamos a continuación:

  • Dejar de fumar: Esto no suele ser necesario, ya que la ansiedad por no fumar puede ser peor, pero fumar nunca es bueno, ni estando sano ni estando enfermo, pero hay que saber que fumar afecta a la circulación de sangre y por lo tanto, dificulta la recuperación postoperatoria y por lo tanto la alarga en el tiempo.
  • No beber alcohol: De nuevo, el alcohol no es muy saludable, pero es importante no tomar alcohol mínimo 48 horas antes de la cirugía. Si se puede evitar antes mejor.
  • Ir en ayunas: No hay que comer ni beber nada 8 horas antes de la operación de varices.