Cirugia tradicional de varices o Safenectomía

Cirugia convencional de varices o Safenectomia

Para llevar a cabo la Cirugia tradicional de varices o Safenectomia se utiliza anestesia general (el paciente esta dormido toda la intervención) o anestesia raquídea, que consiste en dormir la parte inferior del cuerpo con un fino pinchazo en la espalda. En este caso el paciente no nota nada pero permanece despierto durante la intervención.

Esta Cirugia tradicional de varices o Safenectomia consiste en extirpar por completo o parcialmente las venas safenas, bien sean las internas (desde la cara interna del tobillo a la ingle), o las externas (desde la cara externa del tobillo hasta el hueco de detrás de la rodilla.

Para llevar a cabo la Cirugia tradicional de varices o Safenectomia se siguen estos pasos:

  • El paciente se traslada al quirófano y un anestesista le administra la anestesia.
  • A continuación, el cirujano tras desinfectar (y rasurar si es necesario) la piel de la zonas a tratar realiza una incisión en la ingle (o en la cara posterior de la rodilla según la vena tratar) de unos 3-4 cms, justo en la zona donde la vena safena causante de las varices desemboca en las venas profundas.  Para evitar el sangrado cose o liga esta unión con las venas profundas.
  • Después de eso realiza otra incisión (de 1-2 cms) en la zona inferior de la pierna, normalmente a nivel del tobillo
  • Tras ello, el cirujano introduce un cable delgado y flexible dentro de la vena safena a extipar por una de las incisiones hasta que consigue exteriorizarlo por la otra incisión. Una vez exteriorizado cose la vena al extremo de dicho cable, o coloca un tope mas grueso que el cable, con el fin de cuando estire del cable consiga “arrancar” la vena (la intervención tambien se conoce como stripping o arrancamiento).
  • Si el paciente tenia varices no solo por dilatación de la vena safena, sino tambien por alguna de sus colaterales (lo que es lo mas común), el cirujano realiza incisiones de 1-2 cms sobre estas varices y las va arrancando con una pinza.
  • Una vez extraídas las venas varicosas, el cirujano sutura las incisiones, y coloca una venda de compresión que le paciente deberá llevar varios días (y después sustituir por una media elástica) para minimizar los hematomas.
  • La duración de la operación de varices por safenectomía es de entre una hora y una hora y media, dependiendo siempre del caso y de si se realiza en una pierna o en ambas.
  • Tras la intervención el paciente pasa a la sala de reanimación hasta que se recupere (1-2 horas), y después a su habitación. En el caso de la anestesia raquídea la completa movilidad de las piernas se recupera en 4-5 horas.